Lobos Marinos Bajo el Microscopio: ¡A su Salud!

Lobos marinos en el Malecón de Baquerizo Moreno.

Cecilia Alvear / Galápagos Digital

Lobos marinos en el Malecón de Baquerizo Moreno.

El malecón de Baquerizo Moreno en la isla San Cristóbal es un agradable paseo con plantas y balcones con vista a la bahia. Es el lugar preferido no solo de las personas que viven aqui y de los turistas sino también de otra numerosa especie endémica: Zalophus wollebaeki o lobos marinos que han hecho de Baquerizo Moreno su hogar. Se los encuentra durmiendo en los bancos, tomando el sol en las aceras, aun usando un tobogan construido inicialmente para los niños del lugar.

Pero esta proximidad de los lobos marinos a los humanos y a otras especies introducidas presenta problemas.

Un perro camina junto a un lobo marino tomando una siesta.

Cecilia Alvear / Galápagos Digital

Un perro camina junto a un lobo marino tomando una siesta.

Como informó Galápagos Digital en julio del año pasado un estudio de los lobos marinos por un científico británico mostró  que los que viven en  las zonas habitadas de las Galápagos sufren más problemas de salud que los que viven en las islas deshabitadas. Segun ese estudio pueden adquirir ciertas enfermedades de los perros y otros animales domésticos.

Se calcula que hay entre 16.000 y 18.000 lobos marinos en las Galápagos. En  2008 fueron incluidos en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) como especie en peligro de extinción.

Ahora la Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG) informa que en conjunto con la Universidad San Francisco de Quito (USFQ) ejecutan el proyecto “Prevalencia de posibles patógenos en las poblaciones de lobos marinos de Galápagos.”  El principal objetivo es evaluar si la interaccion con perros y otras especies introducidas expone a los lobos marinos a distemper, parvovirus, leptospira u otras enfermedades.

Técnicos del Parque Nacional Galápagos transportan un lobo marino para ser estudiado y marcado.

Parque Nacional Galápagos

Técnicos del Parque Nacional Galápagos transportan un lobo marino para ser estudiado y marcado.

Los técnicos y voluntarios de las instituciones participantes  capturan  lobos marinos en varias colonias y extraen sangre y mucosas y colocan un TAG (dispositivo de identificación) con numeración en sus aletas anteriores. Las muestras se analizan en el  Laboratorio de Microbiología del laboratorio de la USFQ en San Cristóbal.

Inicialmente se recolectarán aproximadamente 200 muestras en colonias reproductivas de lobos marinos en las islas San Cristóbal, Española, Floreana y Santa Fe. En una segunda fase se extenderá el estudio a las islas Santa Cruz, Seymour e Isabela. El estudio durará dos años.

Lobos marinos y miembros de la especie introducida  Homo Sapiens en Playa Mann.

Cecilia Alvear / Galápagos Digital

Lobos marinos y miembros de la especie introducida Homo Sapiens en Playa Mann.

Además el parque planea un foro comunitario sobre los lobos marinos para los residentes de San Cristóbal el próximo cinco de marzo.

Carlos Ortega, un técnico del parque, dice que un panel internacional de expertos hablará sobre cómo los seres humanos pueden co-existir en las islas con los lobos marinos y protegerlos.